Madrid, 12 de junio de 2018. Branward, consultora de marca líder en España, e Ikerfel, uno de los institutos de investigación líderes en el mercado nacional, presentaron en 2016 su primer informe sobre “El Sexo de las Marcas”, un trabajo que ofrecía un enfoque hasta entonces desconocido en el territorio español. En 2018 el estudio se amplía hacia otro segmento de marcas, las consideradas “sexy”, aquellas marcas que por su historia, diseño, calidad o posicionamiento despiertan una atracción en las personas por encima de la estricta racionalidad.

“Como seres vivos, con sus valores y personalidad, las marcas procuran crear significados ante las personas. Es muy relevante considerar si una marca es percibida como hombre o mujer, su apariencia de edad y otros factores que se derivan de este Estudio”, comenta Carlos Puig Falcó, presidente de Branward.

‘El Estudio sobre el sexo, la edad y la valoración de marcas sexy en España’ analiza la percepción que de las marcas tienen las españolas y españoles, como si se tratara casi de personas, entre 83 marcas de 14 sectores diferentes: aplicaciones de viaje, automóviles, calzado deportivo, cosmética, electrónica, entretenimiento, gafas de sol, ginebras, gourmet, moda de lujo, moda sport, redes sociales, relojes y webs comerciales.

El informe de resultados, presentado esta mañana en Madrid, arroja conclusiones como que una de las marcas más atractivas y que más se recomendaría (Lindt) comercializa productos por debajo de 3 euros, que solo una marca de cosmética (Kiehl’s) es considerada masculina y por poco margen o que en un sector aparentemente masculino como la electrónica dos marcas (Apple y BQ) se muestran como femeninas. Además, entre las marcas del sector de las redes sociales solo una (LinkedIn) es considerada masculina y en cambio el público percibe como masculinas todas las marcas de moda sport y de calzado deportivo al margen de que todas tengan productos también para mujeres.

La percepción de las marcas incluidas en el estudio sitúa la edad media de las ‘marcas sexy’ en 36 años. Mientras que las marcas consideradas femeninas presentan una edad aparente media (34) por debajo de la media, las masculinas aparecen como más maduras (38).

Por último, los niveles de atractivo y de recomendación otorgados por el público son sustancialmente altos para la totalidad de las marcas analizadas y se aprecia una correspondencia casi exacta entre los niveles de atractivo y los de recomendación. El público es coherente y recomendaría marcas a las que considera atractivas. “Ser sexy no es garantía de éxito, pero puede ayudar mucho”, comenta Carlos Puig Falcó.

El ‘2º Estudio sobre el sexo, la edad y la valoración de marcas en España’ es resultado de 910 entrevistas online realizadas a una muestra representativa de hombres y mujeres de entre 16 y 65 años de toda España. El trabajo de campo se efectuó el mes de marzo de 2018.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments